martes, junio 23, 2009

 

el mejor sistema de control de la natalidad...

...es la cuenta del colegio a fin de mes. sí, frase que bien podría usar el pelmazo de última página de la nación, pero es cierto. digo, no estoy exento de que en cualquier momento aparezca un nuevo offspring de calixto, pero bueno, contemplar esos números de seguro no te paran la pija.

 

capítulo 5.30 [-3 GMT]

[ya no atiende el teléfono. ni se molesta en oírlo. de hecho, ya no tiene teléfono. se mudó.]
es temprano a la mañana. hace frío. no hay luz del sol todavía y la lámpara de 60 watts ilumina su cuarto. se levanta despacio y siente el golpe de temperatura. las frazadas resguardan el recuerdo de una noche de sueño patentada en arredo. son esas sábanas que se trajo al campo, un par de las únicas cosas que se trajo cuando se mudó. bueno, con el televisor. y el enganche a directv. y otro para la computadora. pero sin teléfono. ahora charla por skype y esos programas. y se levanta temprano. antes de que salga el sol. y no le gusta dar vueltas en la cama, porque sino, no se levanta. prefiere pegar un salto, empaparse de frío, calzarse sus ojotas y caminar a la cocina para hacerse un café. recalentarlo en el microonadas o lo que sea. le gusta ese olor a frío y cierta soledad. le gusta abrir los postigos y ver cómo despunta el día al tiempo que enciende la computadora. una hora leyendo diarios por internet y ya se siente mejor. quizás se fuma uno, dos, tres, cuatro cigarrillos. depende si se acordó de comprar o tiene que racionar hasta que sea la hora de ir al pueblo. mientras tanto, navega. y lee cosas interesantes. y sigue al pie de la letra las recomendaciones de uncrate, aunque nunca en su vida se haya comprado algo de ahí. ya con sol se anima a salir, a caminar por el parque. a saludar al par de caras que supieron ganarse su confianza. o, mejor dicho, caras que ahora confían en que no es un porteño pelotudo. un poco raro, sí, pero con el tino sufienciente como para guardarse sus vicios y perversiones detrás de los postigos. siente que nadie lo juzga [más]. siente que camina y que saluda y que, como haría revoira lynch, se para, se apoya en la puerta del galpón y le pregunta al viejo ¿y, don, va a llover? el otro se siente participado. se siente importante. y contesta. y luce esas frases que son de campo. se tira las clásicas y se inventa otras. cortas, eso sí, haikus camperos que seguro piensa con el mate entre las manos, o mientras se rasca el culo con el talero, o se garcha la nueva paraguaya del garito cruzando el puente. es que ahora hay guita fresca. el muchacho la trajo. y es generoso. no como su padre. y si bien lo conocen desde que era chico, lo tienen como el niño bien que estudió y no mucho más, y a veces algunos añoran una que otra puteada que los ponga en vereda. digo, su padre sí que los cascaba. y ellos bajaban el cogote y disfrutaban de la reprimenda. porque, en el fondo, el lunes el hombre se iba. ahora lo tienen a él todo el día. y les da plata cada quince. y bueno, tanto no les molesta. la mañana sigue con él montado en un caballo viejo y algo desgreñado. no tenía nombre. él le puso papa frita. le gustan las cosas averiadas. por eso anda con el auto con pocitos en el techo, algo que desnuda ese afán por conservar lo roto, y que fue producto del granizo del 2006 [¿o fue en 2005?]. le gustó que el auto tuviera sus marcas de guerra. y rompió esa costumbre de cambiarlo cado dos.
y esto sólo pasa a la mañana. digo, esto de repasar esa rutina. y dar cuenta de sus pasos. a la tarde, a la tarde es otra cosa. y no para ahora.

viernes, junio 12, 2009

 

frío

desde acá veo la calle. no hay nadie. ya nadie sale a dar una vuelta como antes. el frío te mete en la cama. te hace la cama y te acuesta. te mira desde la puerta, apaga la luz y te envuelve. el frío te paraliza en esta parte del año. no se puede salir y así estamos. y nos miramos la jeta. y nos decimos cosas con los ojos. y asentimos cuando queremos decir que no. y odiamos cuando pensamos amar. sufrís. tosés. y comés. aunque no tengas hambre. aunque quieras ir al baño a vomitar el excedente de calorías. seguís y seguís. y mirás por la ventana y ya no hay nadie. y sentís miedo. no de salir. dicen que la gente no sale por miedo. pero el pavor que causa quedarte en tu casa es peor. quiero estar afuera, enfrentarme a los elementos. al frío. a la ira de los desposeídos. a la sinrazón de las patotas. quiero verlos y cambiar de vereda. o hacerme el macho y pasarles por al lado. pero no puedo. y tengo miedo. en casa. encerrado entre varias paredes. entre un onceavo piso que te aprisiona y te exprime contra el noveno. hay terror en el aire. hay virus mortales. y estamos contagios. a esta altura ya nada es como era. no continúa en la misma línea. así estamos, repito. y el plural agranda la sensación. usamos ese miedo para escondernos. del afuera y del de al lado.


miércoles, marzo 11, 2009

 

román, sos un salame

chau, román. andate. y no vuelvas más. andá a hablarle en tercera persona a los hinchas de boca, los únicos que pueden soportar a) tu soberbia; b) tu soberbia; c) tu forma egoísta de jugar; d) tu soberbia. román riquelme, dejame decírtelo, sos un saleme, sabelo.

martes, marzo 10, 2009

 

capítulo tres

el cielo está gris. siempre pasa eso en mayo. los colectivos ennegrecen aún más el panorama. son esos días en que decís el pueblo quiere saber y en verdad, lo que querés, es estar en la cama. mayo es ese mes del orto. ese en el que desfilan todos tus muertos. los ves caer. y contás: cáncer, balazo, choque, lo que sea. son un montón. de viejo nadie se muere en mayo. sos joven y te morís en mayo. son chico y te morís en mayo. los viejos eligen octubre. curioso que el pos otoño de la vida ocurra en primavera. y en primavera, lo sabemos, está prohibido suicidarse. por eso los que cruzaron el umbral de los 70 mueren en octubre. y el 31 festejamos. mayo, entonces, es ese mes. y en mayo pasan otras cosas. grises, negras; oscuras. y te hablo desde ese costado pesimista. te lo cuento ahora para que sepas. para que me conozcas. en mayo no existo. me da lo mismo y si lo salteamos mejor. pocas veces me enamoré en mayo. muchas veces me enamoré, te lo aseguro, pero casi nunca en mayo. yo sabía que, a la larga, no podría celebrar nada en mayo. en mayo la gente se muere, repito. y si no se muere queda mal, babeando, cagando en pañales de adulto. volvemos a charlar en junio.

martes, febrero 24, 2009

 

capítulo treinta y cinco

[buscó en los cajones. por algún lado tenía que estar. oía al aparato pero no lo encontraba. estaba ahí, lo escuchaba. hacía ruido. y al lado de esa cruz de madera, chiquita, y entre las medallas del sic, lo encontró. andá a saber porqué lo había metido ahí.]
hola, hola, gritó. llegó tarde. llamada perdida. y de un número privado. suposo que era ella. su laburo tiene centralita. nunca sé quién es cuando me llama. quería hablar con ella. se sentó en la cama. los papeles revueltos asomaban desde el cajón despintado. prendió la lámpara. se acomodó un poquito mejor y empezó a hurgar en su pasado. y encontró fotos viejas. muy viejas. de esas que se sacaban con esas cámaras finitas, chatitas. y que ya salían viejas, las fotos. y se vio con una camiseta de fútbol y una torta de cumpleaños y un paseo por las nubes y su primer viaje en subterráneo y un scooby doo de interama inflando globos y un brasil que hoy ya no existe y unas caras que mejor no reconocer. la melancolía no es propia de él. su pasado lo tiene enterrado. de hecho, tiene varios muertos por ahí. digo, de los de en serio y los del sentido figurado. y prefiere llegar a ellos en ocasiones contadas, en momentos controlados. en esas tardes masoquistas en las que se castiga buscando un razón para su presente. cree que esas fotos, algún que otro papel y hasta las cuatro porquerías que guarda le van a dar una pista. pero sirven para lo contrario. para consolorarse. para darse una palmada en la espalda y decir que está haciendo lo que puede. y lo que quiere. y al rato tira todo adentro [¿habrá entrado así el celular en el cajón?] y se pone a ver tele. la pantalla plana lo atrapa y la señal digital lo puede. piensa que ver los más ínfimos gestos de un tipo como messi corriendo detrás de la pelota es comparable con lo que debe haber sentido pasteur cuando encontró los cosos esos de la rabia. se siente, en fin, un científico que estudia la carótida de los futbolistas del barcelona. no es hincha del barcelona. ya ni se acuerda qué equipo prefiere que gane. sólo ve las caras, las muecas, los golpes y esos gajos de pelota que dan vueltas y vueltas hasta el fondo del arco. es su historia que da vueltas. es la digitalización de su pasado. se siente la pelota. y le gusta rebotar. se tiró en la cama y se quedó dormido. tiene el teléfono en una mano. su pija en la otra. no sabe cómo llegó hasta ahí. cierra los ojos y se hace la paja. piensa en su pasado. piensa en esa chica que lo deslumbró una vez en el centro. tendría ¿trece años? sí, supongo. o doce y se ve en el centro. con un par de amigos y una caminata por lavalle y florida. en una de esas esquina dobla en maipú. hay una galería y unos jueguitos. hay uno de esos en que uno pega con una masa y sube algo. y él se tira para atrás para que el tipo que está con la masa no lo golpeé. y se tropieza, de espaldas, con ella. tiene su misma edad. y él la mira y le encanta. porque eso pasó, la encantó. un hechizo. y ahora se acuerda que esa noche se hizo la paja pensando en esa cara. la recuerda. se la acuerda. la puede describir con los ojos cerrados, con la precisión de un ciego. y hasta se acuerda de la campera azul, tipo michelin, que tenía puesta. él. porque de ella se acuerda el pelo y una trenza, los ojos y esa nariz. su boca. ¿llevaba suéter? a quinén concha le importa. y se pasa a otro recuerdo, ya en el casi. no era del casi, era del sic. pero vivía cerca y se pasaba las tardes ahí. y está en quinto grado, sexto tal vez. y otra chica en su recuerdo. más chica por supuesto. y tiene nombre extranjero. y tiene esa sonrisa. se le para la pija, por la acción de la mano pero también porque se ve en otro momento de su vida. en un pasado que es hoy. no es un perverso. está en quinto o en sexto grado. y con esas ganas, con esa cosa de no sé mucho lo que estoy haciendo porque los curas dicen que está mal, se toca. y ahora cambia y se hace un fast forward hasta ¿los dieciocho? y un cabaret en la ruta, está solo en una provincia con montañas. llegó hasta ahí de paso. y se toma una cerveza y mira una chica bailar. y ésta se viene después a su mesa y le pide otra cerveza. esta está desnuda. y se acuerda sólo de sus tetas. y de sus manos. porque se hace la señal de la cruz cuando la llaman de vuelta para bailar. está desnuda. ¿y se arrodilla? tal vez. y él pagó quince cervezas que no tómo pero que el muchacho de la puerta le dijo que eran quince y las pagó como un duque. y se fue a la terminal y se tomó otro bondi. y se pajeó en el bondi. y de repente empiezan a caer todas las chicas, todas, todas, las que ve todos los días en la calle, en el subte, en el 102, las chicas lindas y ricas con tristeza y las feas con encanto y tetas grandes de la niñez y la adolescencia y la posadolescencia y a todas les dice te quiero y a todas les pide algo. y a todas las quiere coger. y no puede. no con todas. de a poco algunas caen. otras se enamoran y las más lo patean. y él se divierte y en la tele hay un gol. y él ya no lo escucha. explota. transpira. se desangra, se vacía de leche acumulada por décadas. por esas que nunca ni siquiera tocó. a las que nunca habló. y ahora el teléfono está manchado. se para. camina hasta el baño. sube las escaleras y mira por el ventanal. el río está allá, lejos. oscuro. el reflejo de su cara también le devuelve oscuridad; es sábado y el sol se pone, alguien grita gol y le ve las venas. él se produjo un corte salvador. expió la calentura. se acordó de todas y todas por ese instante lo quisieron. lo quisieron coger. se pega un baño. se seca, manda un mensaje de texto. la va a pasar a buscar. por suerte trabaja hoy. por suerte puedo estar solo. por suerte me acuerdo de pelotudeces.

viernes, febrero 13, 2009

 

vergüenza

a ver si me explico. moyano sintió vergüenza. tenía ganas, seguro, de ponerse un frac. era la excusa perfecta para engalanar su pared de retratos con uno que lo mostrara vestido como un lord inglés -en este caso, conde español- saludando al mismísimo rey de españa. y entonces, sí, la épica del camionero-dirigente sindical sumaría un poroto y sería la versión criolla del poema if, de kipling. pero no. quizás vio cómo el nabo de viviani -porque los taxistas en verdad son abogados- se probaba el suyo y dijo ni en pedo. yo no puedo. tengo vergüenza. vergüenza a lo que puedan decir sus afiliados en un parador de la ruta 8 en un alto entre viaje y viaje. pero no a que digan que el tipo de vendió. sino a que le digan que le queda como el culo. al ridículo. yo tampoco usaría frac en ocasiones así. por otro grado de esa vergüenza que también debió sentir moyano: vergüenza a tirar a la mierda años y años de discurso o de corriente de pensamiento. y ahora voy a lo mío. y sigo confuso en el enunciado. no me importa. y mezclo. lo concreto es que somos argentinos. o sea, vivimos en una república que heredó de la asamblea del año XIII eso de la abolación de los títulos nobiliarios, que se pensó en su momento como una sociedad comanda por iguales, por gente sin mayores privilegios de los que podría conseguirse sobre la base de su esfuerzo -se trata del ideal; la realidad es otra cosa-. y entonces, esa argentinidad -que no está dada por el dulece de leche, la carne o lo que sea- me lleva a pensar que no tengo porqué rendirle pleitesía -y como consecuencia, a seguir el más estricto protocolo- a una persona cuyo mayor mérito ha sido ser parido por otra persona que fue parida (y así hasta varias generaciones atrás), por una persona que en algún momento decidió que estaba por encima de los demás y que, para peor, pensó que su dios lo había investido de semejante privilegia. entonces, esta persona de hoy, la que invitó a comer a moyano, un día se vio así mismo como rey y empezó a tomarse en serio el lugar y convive con la idea de que los demás deben ser harto respetuosos con su persona porque es rey. ¿se entiende? es rey. ¿de qué? de españa, un país muy avanzado que, sin embargo, y vaya a saber porqué, se niega a terminar con una forma de gobierno arcaica, discriminatoria, insoportable, retrógrada, de carácter humillante para sus subordinados. y entonces sigo sin entender porqué el rey de españa es rey de los españoles. no entiendo porqué los legisladores españoles y, en definitiva, los españoles, no se sienten lo suficientemente maduros para terminar de una vez con el privilegio que gozan estos muchachos cuyo mayor mérito ha sido entrar en la órbita de franco -rey tirano- y que éste lo haya elegido para ser... rey. rey de copas. rey de nada. algunos dicen que es una institución meramente formal lo suyo. pero igual, veo al muchacho, al rey, vestido de gala, haciendo uso de sus medallas, veo al monigote de su hijo, con sus propias medallas y veo a la que gente que se desvive por estar a su altura (el tipo es alto, nada más) y se me pone la piel de gallina. miles de años de historia no sirven para nada si, entrado el siglo xxi seguimos permitiendo que una persona sea rey, ya sea español, inglés, marroquí o maharaja de la india. who cares? son personas a las que habría que darles la posibilidad de que, de un día para el otro, se la tuvieran que arreglar viviendo sin que nadie haga la cola por ellos, sin que nadie les saque fotos por ser reyes, sin que nadie le sirva la comida por ser reyes, sin que un estado gaste plata en su manutención o en la conservación de *sus* palacios/casas/seguridad, etcétera. entonces, volviendo a moyano, aprecio su gesto, su miedo al ridículo, sus ganas de, por la razón que fuera, a la larga, decirle al rey, escuchame, flaco, soy argentino, no uso frac para verte, no me interesa. y también me gustaría que cuando se hablarara de los reyes acá tratáramos de evitar el su majestad o lo que sea. porque si los españoles tienen ganas de rendirles cuentas, ok, es su prerrogativa; pero tampoco es que nosotros, o cualquier habitante de un país que en uso de sus facultados mentales deja lado el sistema arcaico de la monarquía, le debemos nada al rey, por más figura protocolar que le endilguen. el mister no me merece mayor respeto que por el sólo hecho de ser una persona. ahora, si querés que trate de majestad, ganate el título, no lo heredes, hacé como maradona y convertite en el mejor jugador del fútbol para ser, entonces, el rey del fútbol, y sólo del fútbol. y si sigo con esta perorata, me meto con chavez y me acuerdo del ¿por qué no te callas? y noto que el tipo estaba pidiendo silencio porque su súbdito, quien lo representa, estaba siendo interrumpido por el boludo de chavez y entonces sí, como soy rey, te pido que te calles. andá a cagar, rey, me tenés podrido. andá a callar a tus siervos. acá callate, acomodate en tu silla y, si te dejamos sentar entre los jefes de estado es porque todavía no encontramos la forma de abolir semejante disparate protocolar. sos rey de españa. si los españoles quieren tener a una persona a quien chuparle la pija cada vez que desenfunda, ok, pero allende las fronteras, bánquesela, sentate, callate y agarrate. bancate que no te queramos, bancate nuestra indiferencia, bancate que moyano vaya de traje. bancate que yo recorra en bermudas y ojotas *tu* palacio. bancatelás, así cuando en españa resuelvan pasar tu investidura a mejor vida, vos no te sientas tan desamparado (vos y los mocosos insufribles que tenés por hijos). desde argentina, con cariño, calixto.
ps. huguito, te banco en esta.  y encima ahora revestí a la foto conun aura de rebeldía.

martes, febrero 10, 2009

 

wanda ya no necesita celulares

...ahora tiene una casa de vidrio. hace unos años le saqué una foto a una casa en santa bárbara. la saqué desde el puento que está casi pegado a la casa. me pregunté entonces (no la pregunta del post), lo repito ahora, ¿qué lleva a una persona a construir semejante pecera al lado de un lugar por donde pasa mucha gente? hoy entiendo todo. wanda nara quiere privacidad pero quiere que la miren. quieren que vea que es una señora. y sabe, sin embargo, que la gente de santa bárbara adoptará disimuladamente un estilo vouyer desinteresado, como quien no quiere la cosa. maxi lópez también debe estar contento. también le gusta que lo miren, parece. ahora los dos van a ser mirados todo el tiempo. eso sí, no será la mirada popular, por ejemplo, de los no-tengo-nada-mejor-que-hacer que se plantan en la casa de carlos paz de nazarena vélez. más bien, por el puente desfilarán acomodados vouyers que tratarán de estar ahí de casualidad, sin siquiera quererlo...

miércoles, diciembre 03, 2008

 

riquelme, sos un pelotudo

no quiere que mamá se siente mal y por eso renuncia a la selección. de repente cambia de opinión y quiere estar en la copa américa. el coco, poco afecto a contradecir a periodistas, digo, jugadores, lo pone. y después el pelotudo de riquelme le dice a batista [con vos de riquelme pelotudo, sí, esa que estás imaginando], che, checho, mi sueño es ganar la medalla de oro en pekín. y el checho, cuya última imagen era la de un tipo que se arrastraba en italia 90 y que ahora tiene más pinta de traficante de efedrina que ferrón, el mexicano y el padre de mariano martinez, va y lo pone. y claro que ganan. ¿por riquelme? lo dudo. en el medio, el muchacho se peleó con su jefe en españa. y en argentina le dicen vení. y el viene *por amor a la camiseta* y un par de millones de €. y después... riquelme, repito, sos un pelotudo. y ahora te la agarrás contra un pendejo forro que te grita que tenés que poner huevos. pero como estás haciendo goles, como capitalizás 15 minutos de cada partido, vas y se lo gritás en la cara, en la bombonera, y como que lo jodés y entonces aparecen los forros de siempre y apuran al pendejo. stop.
riquelme, de nuevo, sos un pelotudo. no podés, hermano. no podés aparecer después, ante tus acólitos, ante el grupo de imbéciles que te idolatra y decir [de nuevo con tu tono de mierda] *No hice nada malo: sólo grité el gol de mi equipo*... sí, güevón, como si no supieras que lo que hacés adelante de 50.000 bosteros no tiene consecuencia. y entonces, stop.
vamos a la segunda parte: los hinchas de boca: hay una costumbre en las hinchadas de fútbol de hacerse los machos, los malos, los guachopijas, los que se bancan las paradas más difíciles, los que corren a la yuta y etc. pero los plateístas de boca son todo lo contrario. hay una foto increíble del partido que tiene a varios hinchas apuntando al pendejo y ahí va riquelme a dedicárselo, a *no hacer nada*. y, encima, después de que el ídolo le hace el actito, los buchones van y quieren cargarse al pendejo. después del partido, de nuevo, a hacer lo que mejor le sale: el pelotudo: que no, que él no tiene nada que ver, que no incitó a la violencia. sí, papi, lo hiciste. y entonces apela a la lástima: y te tira que él tuvo a su hermano secuestrado entonces no te podés preocupar por una cosa así... de nuevo, sos un pelotudo: al pendejo no le pegaron en serio; zafó. pero si lo hubieran dejado como al hincha de chacarita hace no se cuántos años. ¿qué dirías entonces, riquelme pelotudo? no seas forro. bajá la cabeza, bajá los humos, comete un reto de un fiscal insoportable y volvete a tu casa y a tu topo gigio y no jodas más. de nuevo, pibe, sos un pelotudo.
podría seguir la noche entera: frases pelotudas como *una entrada cara no da derecho a insultar* (?) porque, como todo el mundo, para poder insultar tiene que ser entrada de favor... no sé, román, no entiendo explicalo. y bueno, también la forma en que el periodismo se hace eco de eso: le faltan güevos a la gran mayoría para decirle: che, riquelme, sos un pelotudo. porque, repito, en el fondo eso es lo que sos: riquelme, sos un pelotudo.
y ya que estamos en sentencias al estilo riquelme, vamos a terminar con una pelotudez que, para mí, algo de cierto tiene: riquelme sigue viviendo de rentas de ese caño al real madrid en tokyo2000. después de eso, nada [y no me jodan con que él sólo hizo campeón a boca años después..].

lunes, diciembre 01, 2008

 

calixto y el mar

vivo en estado de modorra permanente. desde hace dos semanas, mi sistema entró en stand by y así sigue. vengo, cumplo y me voy. no está mal para este fin de año. sin embargo... siento que en breve todo va a cambiar. se están armando frentes por todas partes. es que es fin de año. y llega con informes, fiestas infantiles y algunos hitos más. ¿algún viaje? quizás. yo miro las nuevas olas que se forman en el horizonte, pero estoy en la playa, no soy parte del mar. soy el pescador que debe enfrentar el tifón en su barquito de mierda. y ni siquiera soy viejo y tampoco ando con ganas de pescar un tiburón. no, este fin de 2008 no pasaré a la historia. un año más y van...

jueves, noviembre 27, 2008

 

sabelo...

...si la gente supiera lo bueno que es ver una cara conocida en momentos difíciles, seguramente dejaría lo que está haciendo y acompañaría al amigo necesitado. no te juzgo, pero sabelo.

martes, noviembre 18, 2008

 

mmt

en algún lugar hay que brindar. ha regresado la magical mystery tour; esta vez no fue a lo largo de la pana sino en los bajos de nuñez, cerca de river, cerca de un cuarto de libra con queso. extra cheeeeeeeese. después decí que no teníamos refill. no sos vos, soy yo.

viernes, noviembre 14, 2008

 

frase del día

[escuchada por ahí.]
*mamá, ¿ustedes, con papá, no tienen ningún proyecto?* simplemente genial.

 

cold case meets csi:ny [afuera sinise, adentro herananii]

me había malacostumbrado a los tp. ahí hernanii escribía de vez en cuando [últimamente, más cuando que de vez] y creía que, a la vista de internet, estaba en otra. en parte es así. y en parte no. porque revisando listas de blogs viejos, volví a hernanii. lo tenía abandonado. de hecho, nos debemos una charla mutua más interesante que la última, que sólo utilizamos para cambiar felices cumpleaños a más de 10.000 km. pero cuestión que entré y me encontré con rapunzel o lo que sea y lo veo al muchacho investigando la muerte de una muñeca rusa [o investigando a los que investigan la muerte de una muñeca rusa] y, como siempre me ocurre con herananii, me doy por satisfecho cuando llego a la marquita del final. y también me veo que el día de su onomástico, el 5/11 subió una nota que escribió para la rolling stone argie. tengo que ser más seguidor. me estoy quedando afuera. el calor afecta al tupper del décimo piso de la calle y a todos los que lo habitamos. necesitamos una verano en el mar. así que, suerte hernán.

 

elseñorgordoasqueroso

ayer descubrí que el subte postlaburo está hecho para el invierno. no da salir con sol, caminar unas cuadras -con algo de calor, sí- y meterse abajo a apretarse con otras 300 personas por vagón. o sea, no da ni en pedo. si te cuento que ayer, por caso, me subí medio como a presión, y atrás entró un gordo. pero un señorgordoasqueroso, como para diferenciarlos de otros gordos y que no se vengan al humo. cuestión que estoy ahí, parado, tratando de que el saco que cuelga de mi brazo no se impregne de sudores ajenos [bastante tiene con los míos] y el señorgordasqueroso no tiene mejor idea que echarme su panza en la espalda. ok, el subte está hasta las tetas; no tengo porqué sentirme ultrajado; y, además, gracias al congreso, el tipo no es que se pasó de pastas y vino sino que tiene una enfermedad. pero, entendeme, no era un gordo obeso. era un señorgordoasqueroso. con cara de lugar común de señorgordoasqueroso y todo. y si hubiera sido un gordoobesocormillot hubiera sentido el mismo asco. y te explico porqué. yo tengo una teoría sobre la convivencia en el subte. se trata de evitar que el entorno sienta algún tipo de abuso/contacto indebido. o sea, si la superpoblación bajo tierra me lleva a apretujarme contra una mujer [linda, fea, da lo mismo] es como que trato de alzar las manos para que, de existir un roce físico involuntario [no, en serio, nunca se me ocurrió apoyar a una mina en el subte o tocarle el culo; posta]. cuestión que antepongo mi antebrazo a su físico y que sienta que mis manos están levantadas. con los hombres lo mismo, antepongo el antebrazo entre ambos, como para que el otro note que, pese a todo, quiero mantener un mínimo, ínfimo, espacio vital entre ambos. que el estar apretados no signfique estar tocándonos innecesariamente. pero volviendo al señorgordasqueroso, resulta que el tipo entra después de mí y el muy ignorante parece que no conoce mis reglas de convivencia subterránea, por lo que me apoya la panza en mi espalda, casi sobre la piel, porque mi camisa y la camisa del tipo poco hacen para demostrar que están ahí. o sea, de nuevo, si me apurás siento los pelos de su ombligo. te lo quiero graficar para que entiendas mi asco. no soy un maniático, soy un tipo con un dejo de sentido común y de amor propio. al señorgordoasqueroso parecía no importarle y así se quedó. decí que en bulnes ya empieza a escasear la gente y para plaza italia el señorgordoasqueroso no pudo sostener más su charada onanística-frotadora y se tuvo que correr [espero que no en sus pantalones]. realmente me sentí mal. me puse mal. y cuando llegué al tupper del décimo piso de la calle ugarte sólo pude refregarme con cosas húmedas porque el baño lo estaban usando y así me saqué esa impresión. así que, donde quieras que estés, señorgordoasqueroso, andate a la puta que te parió, degenerado.

jueves, noviembre 13, 2008

 

ya colaboré


ayer a la tarde aporté mi granito de arena, o 40$ con el cheque que mi laburo me regaló para gastar en el ateneo a raíz de mi cumpleaños, para que esteban schmidt se convierta en best seller. hasta ahora, no me defraudó la lectura de *the palermo manifesto*. que es mucha y buena. siempre sentí una inclinación especial por lo que escribe e.s.

martes, noviembre 11, 2008

 

de cómo la tierra se acumula en mis alpargatas

miro la pila de cosas que tengo que hacer. y la deshago. digo, hago todo lo que tengo que hacer. y siempre se me hace tarde para ir a dormir. pasa. como la lluvia y el calor. y los diez mandamientos del elector estadounidense. hay mucho para hablar acá, pero en verdad se está haciendo tiempo de que me pegue un viajecito por ahí. dar una vuelta. conocer mundo. y volver. siempre volver. se está tan bien en la querencia. se conoce al rancho, la china no molesta y los críos son de buena cepa. una empanadas, mate y a dormir, canejo. transformemos todo en una homenaje, tardío, al día de la tradición. eso sí, yo no quiero piquetes de abundancia. nunca me vas a ver en esa plaza.

 

capítulo ocho

[dedicado a una eminencia blogger, que hoy cymple años.]
[estuvo ausente, y al teléfono no lo atendió nunca. cuando llegó de brasil, escuchó los mensajes, pero eran más de lo mismo. prefirió dedicarse a bajar los videos y fotos que había sacado. sip, brasil estuvo bueno, pero terminó muy cansado.]
cierra el libro. era el que había buscado por años. y le daba cosa, entonces, empezar a leerlo. no quería terminarlo. y para evitar eso, leía revistas viejas. y repasaba cuadernos de otras fases de su vida. y cuadernos ajenos también. se quedaba en la computadora por horas. todo para no leer el libro. ¿le habían gustado los otros dos? sí. ¿por qué? qué sé yo. no soy de esas personas que recuerdan pasajes. apenas y guardo en mi memoria algún nombre de personajes o al autor. su acervo cultural es como una planilla de excel muy simple. en una columna van las cosas hechas, en la otra, dos sentencias según la ocasión: me gustó; no me gustó. entonces tenía los otros dos libros de la serie de hm entre el haber, en la casilla de me gustó. a tolkien, por citar a alguien a quien la gente de su entorno parece haber disfrutado, por ejemplo, lo tenía en el no me gustó. a una noche con sabrina love lo tenía en me gustó [con matices]. a la película de agresti del mismo nombre la tenía en las de no me gustó pero con un asterisco: julieta cardinali tiene tetas bizcas. así la vida se desliza en cuadraditos estéticos que, sin embargo, hay veces que pueden mutar. the beach, por ejemplo, no le gustó en la primera mirada. sí alucinó con trainspotting. pero dany boyle no lo convenció de una y con leo a la cabeza. pero escuchó el disco y entonces sí, entró the beach de nuevo y ya le gustó. y leo le empezó a cuajar más [titanic era un afirmativo]. y la captó. digo, no fue un manifiesto. fue una película. y está bien llevada. hasta, si querés, le gustó la versión para cine de american psycho siguiendo una rutina parecida: cuando salió del cine no le gustó; a los siete días la idea era otra. y, mirá vos, hasta hizo que releyera el libro que, por supuesto, le había gustado. pat bateman, en libro y con la cara de christina bale, entonces, al cluster del me gustó por dos. eso resolvía muchas cosas para él y lo hacían parecer simple. al menos era lo que pensaba la chica del celular. la que llamaba, no las de las fotos. la que lo llamó esa vez. y las anteriores. digo, era simple. simplemente inescrutable. o engañoso. o el capricho en el que se había sumido en ese año de su vida lo condujeron a la repetida acción de cliquear ignorar en el celular. no, no te voy a atender se decía cada vez que sonaba el teléfono. ya no vivían juntos. ya no comían juntos. y había dejado de coger hace algunos días previos al viaje a brasil. ni siquiera programaba esas cogidas. se encontraban porque trabajaban en el mismo lugar. y si alguien salía a atender a algún cliente insatisfecho, ella lo atendía a él. caía de rodillas y sólo le bajaba la bragueta. se la chupaba. tragaba y se iba. a veces se le sentaba, saltaba y se iba. cinco minutos por vez. a él le gustaba. le daba la idea de que se estaba cogiendo a maggie gyllenhaal en versión colega y sudaca. ella nunca hasta entonces se había comportado así. él tampoco. la distancia sensorial lo calentaba. pero un día dijo basta y ahora de vez en cuando escribe en su libreta de apuntes, que alguna vez piensa transformar en un manual de autoyuda para rupturas conflictivas, que el sexo sin amor es necesario para terminar una relación como es debido. o la calentura. o hasta que la próxima aparezca. pero ella no. ella debe haber leído en la cosmopolitan que así el macho alpha se aferra con ganas a la stacy malibú y que por eso debe insistir. pero falló. la cosmopolitan. y ahora volvió a lo de antes. y las llamadas se repiten a toda hora. y en todo lugar. y a veces se despierta a la noche -sin siquiera saber dónde está- para tratar de calmar a una persona que, ante los ojos del mundo, es normal, pero que a esta altura, ya dan ganas de empujarla por el balcón. todo esto lo piensa mientras, ahora, maneja hasta el campo. para en la cabina del peaje, mira a la mina y, mentalmente, la pone en la otra planilla de excel que encolumna su días, las de cogibles y no cogibles. y le sonríe y le dice buenas tardes y te enchastré la jeta en mi cabeza. gracias, quedate con las monedas, todo bien, no te preocupes. como acompañante tiene al libro. ese libro. no sabe si lo va a leer. lo lleva. está a punto de convertirlo en un objeto de afecto, en una de esas cosas que uno siempre moviliza consigo cuando decide dar una vuelta por algún lado: uno se lleva el reloj, la billetera, la laptop, el teléfono, el ipod, los parlantes del ipod, los cables del ipod, cargadores varios, cigarrillos, encendedor y ahora el libro. lo lleva. no lo lee. no creo que en todo ese fin de semana en el campo haya adelantado una sola hoja del libro. por esa cosa no de terminarlo. o por no saber, luego de la última página, en qué casillero de su planilla lo anotará.

jueves, octubre 23, 2008

 

capítulo diecisiete

[basta, pará, le dijo al celular cerrado. andate a la mierda. y lo tiro al río. hizo patito. que fuera un motorola pebble le dio un gusto doble al hecho de tirar al río su vínculo con el pasado. eso sí, no pasaron dos segundos hasta que se arrepintió. tenía muchísimos números necesarios en la agenda. los perdió.]
miró a toda la gente que lo rodeaba. la fiesta estaba buena. y sintió un cosquilleo en la pierna. pero ya nadie lo estaba jodiendo: había recuperado sus erecciones incómodas. sus paradas de pija inoportunas. pero no se dio vuelta. enfrentó a la multitud. caminó entre las chicas con el jean marcándole el bulto. se sentía orgulloso. y un poco exibicionista. y para allá fue. y en el camino volvió a cruzarse con ella. era la cuarta vez en una semana. bueno, digamos que las tres anteriores las había provocado él. sin embargo, esta era real. y, lejos de amilanarse por el bulto, viró a babor con su mascarón de proa al viento y se preparó para darle masa. no sé si ella tenía ganas. pero el estar completamente borracha y tirada en una reposera fue como un permiso tácito para que él la levantara, la arrastrara hasta el auto y, con su consentimiento etílico, la cogiera. sí, te gusta, dame más, comete esta y quiero acabarte en tus tetas. ella: sólo sonrió. y hasta el zarandeo la sacó del sopor alcohólico. pero siguió con la actuación. y se comió todo. al final, los dos estaban contentos. una noche sin mucho más por hacer. así es la vida, a veces, durante los fines de semana en los suburbios.

martes, octubre 14, 2008

 

capítulo dos

[el teléfono vibró de nuevo. no lo respondió esta vez.] 
miró al obelisco. nunca le provocó más que aburrimiento por su estoica inutilidad. nunca le gustaron los monumentos de buenos aires. tal vez el cid campeador. pero más por el recuerdo de una chapita del mundial 82.  y quizás uno que hay en parque lezama. y hasta ahí llegaba su apreciación artística. bajó por cerrito. caminó un par de cuadras hasta llegar a la embajada de brasil. ahora agarró por alvear y ya no tenía ni idea para dónde iba ni qué tenía ganas de hacer. sólo quería dar vueltas. y recordó, entonces, cuando con el auto, y si tenía tiempo, salía al mediodía a dar vueltas por la ciudad. entre sus paseos más interesantes siempre contaba la llegada hasta corea town, con todos los hyundai y a veces algún honda estacionados en las veredas. y los olores. y esos barrios también, de casas bajas y viejas en las puertas. ¿mataderos? tal vez. no importa. ahora estaba en alvear y caminó un buen rato. en una de esas cuadras vio a un mujer que conocía. iba con un cochecito y cara de ganas de conversar. bah, de hablar de lo buena que es la vida vista desde atrás de un cochecito, de la seguridad que representa un crío en el contrato marital. sí, prejuzgaba, como siempre. pero rara vez se equivocaba. y la vio con cara de hablar. hasta, creo, lo reconoció desde la distancia. pero supo esquivar, el devenir de la charla sin sentido. cruzó nuevamente de vereda y siguió caminando. callao estaba a la vista y ni bien llegó enfiló para el bajo. el parque thays. y, nuevamente, esos monumentos o estatuas sin nada para decir. pero igual caminó entre algunos canteros. e hizo un recorrido mental desde la entrada del italpark hasta el matterhorn, el juego que más le gustaba, junto con el corkscrew y la montaña rusa vieja. tres preferidos. siempre odió el barco, aunque las idas en grupos adolescentes permitían eventuales contactos sin querer con el sexo opuesto en esa rueda que giraba. y se paró en seco. tomó aire. y se sentó en el pasto. no era nostálgico, pero justo, el shuffle del ipod tiró un tema ochentoso en versión reggae. por suerte, pensó para sí mismo, le hizo acordar más adam sandler que a las fiestas de 15. y eso está bueno, pensó. al pasado mejor tenerlo lejos. sólo es bueno cuando regresa con pinceladas de calenturas. digo, cuando recordás qué minas te cogiste, a quién le tocaste la concha y le chupaste las tetas. y con algo de vergüenza también. es proverbial su capacidad de meter la pata en situaciones ridículas y quedar como el reverendo culo. un llanto en un restaurante, quizás. una bajada de lienzos cuando la situación no da. esas cosas. vergüenza. mal momento. y cambió la música. colin hay, también ochentoso pero con un toque de scrubs. y entonces escuchamos, todos, my my my, it's a beautiful world/ i like swimming in the sea/ i like to go out beyond the white breakers/ where a man can still be free,/ or a woman if you are one/ i like swimming in the sea... a él le gusta particularmente la parte de all around is anger, automatic guns/ death in large numbers, no respect for woman, or our little ones/ i tried talking to jesus, but he just put me on hold/ said he'd been swamped by calls this week/ and he could not shake his cold... [la canción sigue, pero tampoco la vamos a poner entera acá. me gustaría, pero no queda bien] a él le gustaba, digo, esa parte, por la irreverencia del llamado telefónico. le gusta esa familiaridad y esas ganas de echarle en cara que no está cuando verdaderamente se lo necesita. piensa que siempre pasa así y que, en el fondo, nadie sabe para qué está en realidad. digo, jesús. ¿a alguien le funcionó tener fe en él?, se pregunta. o sea, creer en jesús, dios, etc, es fácil, es lógico, nos viene por añadidura según la cuna. fui criado católico, se dice mientras prende otro cigarrillo y ya en camino a un bar por una cerveza, y creer en dios me sale fácil, sin problemas. miro al cielo y pienso en dios. veo los cambios de estaciones, pienso en dios. pero cuando really really really [gracias, zoolander] pienso en dios, dios no está. jesús menos. y la virgen tampoco. that´s life, le dicen. y se lo completan con el clásico, insportable e infantil, será parte de un plan. las pelotas, piensa él y al decirlo la frenada de un auto lo saca del encimismamiento místico y se da cuenta de que cruzó libertador con colorado. y que estuvo a punto de morir. y mira al cielo y se ríe y le dice en voz alta, ¿me querés probar algo, cabezón? y automáticamente sigue como si nada, sabiendo que, en el fondo, dios, jesús y lo que sea nada tuvo que ver con la frenada. sino que la morocha que manejaba, cuarenta y dos años, tres hijos y ganas de que le den por el culo [se lo imaginó, of course] justó miró para el frente y lo vio de pedo. eso es suerte. no se llama jesús. seamos irreverentes, como colin. sigamos siendo así. para entonces, el día ya estaba perdido. la caminata barrionorteña lo conducía nada más que a perder el tiempo y la cerveza en un bar bacán de recoleta lo convenció de que hoy, tampoco, iba a ir a trabajar. no está mala la vida del laburante cuando, en el fondo, decide cuándo quiere trabajar. ya pensará en una forma de explicar la situación. aunque lo más probable les conteste con la verdad: no pude venir a trabajar. porque no pude, me fue imposible, tenía cosas que hacer. y sí, traeme una cerveza, un chop frío con papas fritas y maní. ¿tenés el diario, una revista? gracias...

jueves, octubre 09, 2008

 

dr. strangelove or: how i learned to stop worrying and love the bomb...

...fue cuando la miré. tenía que pasar. y pasó. pero no estoy en un mes fácil. mejor no preocuparse. y aprender [d]el resto. es así. y dentro de un rato voy a cambiar de opinión porque, te dije, es así. último vuelo a parís, me avisan desde los altoparlantes. salgo. parto. embarco. y vuelvo en seguida. sobrevuelo europa y aterrizo en myanmar. y, ahora que pienso, qué bien me vendría un pisco sour de palta. brindo por mí.


 

voy a postear una foto...


...porque tengo ganas.

 

cr

hay muchas cosas que cambiaría, pero no todas tienen control remoto.

miércoles, octubre 08, 2008

 

capítulo uno

[nunca se pudo desprender del teléfono, por lo que tuvo que responderle, aunque no quería. sabía lo que le iba a pedir; lo mismo había pasado la noche anterior. y la semana anterior. toda su historia se remitía a insistencias parecidas y hasta iguales. bufó y atendió.]
sus pasos gambetearon la baldoza rota. con el teléfono aún la mano, con la oreja sangrando todavía, miró al cielo y vio que había sol. no se había dado cuenta, caminaba por la cuadra de la sombra. cruzó santa fe en dirección al bajo a la altura de san nicolás. esquivó a un mendigo descalzo y al pasar por la puerta de esa vieja amiga se preguntó sobre su vida [se sorprendió, por otra parte, de no adosarle ningún componente sexual al recuerdo]. guardó el teléfono y se apuró en cruzar talcahuano. quizás llegaría a tiempo. o mejor no. pensó en todo lo que tenía que hacer antes de eso. son muchas cosas, muchas. y como un boludo me tengo que hacer cargo. no por valiente, por boludo. porque tengo ganas. porque me tiene ocupado. y al decirse esto, tanteó, mecánicamente, si el teléfono en el bolsillo vibraba. acto reflejo. alguien, en alguna parte, te está observando. pero cambió de tema, se prendió un cigarrillo y buscó a alguna persona con pinta de tomarse en serio el aspecto sano de la vida para tirarle humo cuando pasara. la elegida fue una treintañera de calzas, zapatillas nike al tono e ipod en las orejas que hizo una mueca. disfrutar de esas pequeñas maldades era su morbo. aunque se castigó, mentalmente, por haber elegido una víctima obvia. la destreza en esparcir partículas de cáncer en la jeta a alguien debía ser aplicado a esa clase de personas que no evidencian su grado de fanatismo por correr en cuanta media maratón estúpida se organiza en la ciudad. para entonces, ya había llegado a la 9 de julio. y en el semáforo se paró. miró hacia el lado del río. ¿qué voy a hacer ahora?

 

ain`t that a kick in the balls?

y una vez una persona me dijo que poner la mona lisa en una lata de dulce de batata era banalizar la alta cultura o tal vez masificar la alta cultura. o lo que quieras. y pienso en eso cuando miro tinelli, aunque mi elección para la noche era otra, como superestructuras por natgeo, por ejemplo. pero voy a ver cuánto dura mi paciencia y ésta no soporta entonces cuando un par de pájaros se mueven al compás de fly me to the moon o, sacrilegio, ain´t that a kick in the head. y entonces me levanto y me voy. yo tiro la toalla en esto. yo digo basta. que sinatra está bastardeado es algo normal, común, que ni él se puede llegar a ofender ni a mí me ofende. pero que se metan con dean martin ya me calienta. porque, bueno, nadie negará jamás las virtudes del dulce de batata, que acompañado con dulce de leche puede ser lo mejor que te pasó en la vida. en cambio, bueno, creo que tinelli ya hizo méritos suficientes como para que prescindamos de él.

 

con serif

un simple cambio de tipografía puede presagiar tragedia. a eso hemos llegado. tan cerca, tan lejos. chocolate para hoy, sorete para mañana. y vamos y vamos y vamos y vamos y vamos. la rueda sigue y no piensa parar. el día que pare nos va a agarrar desparramados. enfrentados a ambos lados de una soga que de tan tensa se está rompiendo. y tras su cortadura, despedidos hacia las antípodas. y cuando te quieras acordar de cómo era su cara ya te olvidaste porque estás en el no tiempo, en el no lugar, en un departamento distinto, en un barrio sin caracoles ni floreros en las ventanas, en un prócer distinto, en un santo con rastrillo o lo que lo que te venga en ganas.

martes, octubre 07, 2008

 

para conocernos un poco mejor

resulta que tenía 22 años. diciembre del 95. y teníamos ganas de hacer algo distinto. qué sé yo, recorrer américa. y necesitábamos plata. unos ya habían ahorrado. yo, por supuesto, no. imposible que en ese entonces lograra juntar más de lo que mi sueldo y mis changas como nieto me permitían. pero tenía un mes y pico de vacaciones. mi último mes y pico de vacaciones si mal no recuerdo. increíble mes y días de vacaciones. entonces tenía que juntar plata. y para eso, tuve que sudar sangre. o, más bien, exprimirme las venas en pos de la ciencia. entonces, una persona que conoce a una persona me conecta con roemmers y me proponen para un experimento. bueno, un test, pero la cuestión es que fui un cobayo. y durante dos fines de semana me internaba el viernes y salía el domingo en una clínica de belgrano. llegaba, me ponia cómodo, me tiraba en una cama y me clavaban una aguja. antes, me daban una pastilla [nunca supe si era un placebo o un remedio posta.] y la dinámica era así: a cada hora, una enfermera venía, me tomaba la presión, me medía el pulso, me sacaba una jeringa de sangre y me tiraba la goma. bueno, esto último no. obviamente, como no me iban a estar pinchando durante doce horas seguidas, me clavaban una aguja y me la dejaban puesta por eso tiempo. o sea, durante dos fines de semana viví enchufado, viendo tele y todo por mis benditos us$ 600. bueno, al menos es una forma honesta de ganarme la vida. y así fue como hernanii y ñ lograron que los acompañara, subido a un fiat 147 spazio, hasta cusco, perú, todo por el norte argentino, bolivia y de regreso por chile, directo a pinamar [eso sí que es terminar un viaje con estilo]. eso sí: está bueno pensar que uno, de alguna forma, aportó para que una multinacional consiguiera la aprobación para un remedio carísimo que en las farmacias se consigue con gran descuento para las obras sociales y que, en el fondo, pagamos todos igual porque seguramente está subvencionado.

lunes, octubre 06, 2008

 

hay algo afuera

siento que no hay ganas de calentarse por nada. porque yo cambio de parecer a cada instante. y porque lo que ocurre puertas afuera no nos afecta [directamente]. ya no sé si hablo de mi vida personal o de la situación mundial. creo que de esto último porque, a veces, no hay nada mejor que tirar la pelota afuera o, por lo menos, hacer un cambio de frente y que el juego transcurra en otro sector de la cancha. y entonces le vemos la cara a sierra, por esos nefastos videos de clarin.com. y pensamos en boludeces. suponemos que el tipo no está para frivolidades pero, en serio, un amigo le tendría que decir que se consiga una cámara mejor para sus videos, una que no le haga parecer tan cerca de la pantalla, tan redondo y tan nabo. o quizás esa es su cara. la mía no es mejor, aclaro. y el tipo estuvo en bagdad [?]. yo, por mi parte, prefiero escaparme a jalapao. a hacer un safari: viajar en overlander [nombre cool si los hay para denominar a un camión], bajar los ríos haciendo rafting, surfear en dunas y, en definitiva, hacer cosas que aumentn las ganas de tomar más de una caipirinha al caer la tarde. bueno, al menos es lo que rescato de la nota que escribió leonardo torresi y que ilustró sebastián alonso [no encuentro links en internet] sobre, precisamente, jalapao. ah, que viva viva.

 

cuesta entusiasmarse

francisco y rosario están durmiendo. maría, tomándose un descanso. yo, boludeando. así es la vida a veces en el tupper del décimo piso de la calle ugarte. no sabemos por cuánto tiempo más, porque nadie tiene la respuesta. esa manía que tenemos: tratar siempre de conocer el futuro. ¿y mañana? mañana es mañana y no podemos cambiarlo. siempre hay un mañana por el que tenemos que preocuparnos. y a mí eso me cansa. mirate el ombligo. stop and smell the roses de una buena vez. es una buena idea. en menos de un mes voy a cumplir 35 años. eso tiene que significar algo, ¿no? te lo contesto cuando pase. como te dije, eso forma parte de un futuro que no quiero presagiar.

sábado, octubre 04, 2008

 

carlos forlano

Carlos Forlano tiene 57 años y es la cara visible de Prever Cred, una cooperativa de crédito para personas de la tercera edad que nació con el nuevo siglo y que hoy está presente en todo el país, a través de una extensa red de comercios.

Prever Cred cuenta con 3000 negocios en los que se puede obtener una financiación acorde a los ingresos de cada persona. Entre los clientes de Prever Cred, se ubican grandes empresas de ritail, como Garbarino, Casa Márquez, las motos Zanella y muchos más. Carlos Forlano ha comandado su expansión a lo largo de todo el territorio nacional hasta llegar a casi 150 empleados que trabajan en la sede de Prever Cred en la Ciudad de Buenos Aires, como así también con oficinas propias en San Juan, Mendoza, Tucumán, Moreno, San Nicolás y muchas más. Además de representantes propios en determinados puntos de venta, como en locales de Garbarino.

Su trabajo es ofrecerle a los jubilados créditos para que puedan adquirir bienes de consumo (electrodomésticos, ropa, muebes y hasta motos) como así también prestaciones médicas (prótesis, odontología, etcétera).

Prever Cred es líder en su rubro, con más de 130.000 personas habiendo buscado sus servicios. Para solventar esta demanda, la empresa que comanda Carlos Forlano opera con diez bancos, además de contar con capital propio para respaldar sus transacciones.

Las transacciones que realiza Prever Cred tienen un lema: son préstamos para el jubilado y su familia. Carlos Forlano ha llegado a esta conclusión debido al constante análisis que realiza sobre el mercado y que han posibilitado a Prever Cred establecerse como referente en el segmento.

Su secreto: entender los hábitos de consumo de los jubilados. Carlos Forlano lo explica mejor: “hoy un jubilado puede serlo a partir de los 55 años. Y eso, en un mundo como el actual, es ser joven todavía. Sin embargo, dado el bajísimo nivel de bancarización de nuestra sociedad, muchas veces estas personas están imposibilitadas de obtener un crédito. Nosotros, desde Prever Cred, nos dedicamos a este segmento porque todos los grupos familiares cuentan hoy con un jubilado entre sus miembros. Si no es el padre o el abuelo, es un tío o pariente cercano. Con la posibilidad de prestar dinero a estas personas por parte de Prever Cred, los jubilados son muchas veces los únicos capaces de acceder a un crédito para bienes de consumo con mínimos requisitos: recibo de sueldo (jubilación) y sus documentos”.

De esta forma, según Carlos Forlano, “los jubilados muchas veces son las personas que alientan el recambio o la renovación de varios hogares, adquiriendo electrodomésticos tanto para sus casas como las de sus familiares. Y en la Argentina de hoy, en la que el consumo de este tipo de bienes se ha revitalizado en los últimos años, Prever Cred brinda la oportunidad de alcanzar estas metas. Así, los jubilados pueden comprar tanto par ellos como para hijos y nietos y otros parientes bienes como televisores, computadoras, equipos de música o telefonía”.

Con el constante análisis de la situación del segmento, Carlos Forlano ha dado en la tecla nuevamente al adquirir clientes como Zanella y Maverick, fabricantes y comercializadorres de ciclomotorres. Las motos hoy cuestan casi como un electrodoméstico premium y en el interior, sobre todo, son bienes muy utilizados por todo el grupo familiar. “Gracias a Prever Cred muchas veces son los jubilados quien puede brindárselos a sus familiares”, comenta Carlos Forlano.

Etiquetas: , , , ,


jueves, octubre 02, 2008

 

llegaste tarde:

[... ] y entonces él le preguntó: ¿nunca comiste comida de astronauta? y ensiga la manoteó del bolsó y se la dió... jajajajajajajajaja... [*]
[*] ésta y muchas historias más en "calixto remasters: gira latinoamericana 96". reservá tu número.

miércoles, octubre 01, 2008

 

we were young...

alguien, algún día, tendría que contar la e! true hollywood story del auge y caída de la tripa, la mejor banda grunge de la buenos aires de los 90, la más auténtica. la más privada. sólo resta que alguno de sus integrantes se decida. y después, entonces, vamos a contar esa gira mágica y misteriosa a la ciudad de las diagonales, ese viaje por una autopista a medias, el encuentro con "le pertenezco" y una llegada a ningún lugar, siempre fueldeado por un barril [literal] de cerveza. nada que ver con ese día, ni con lo que estoy diciendo, pero, "we are young, we run green/keep our teeth nice and clean/see our friends, see the sights/feel alright [...] got some cash, bought some wheels/took it out 'cross the fields/lost control, hit a wall/but we're alright".

 

smile & say chivas!

hay una foto en la que estoy contento. en la que sonrío. en la que miro al fotógrafo y él capta mi estado en la mente. y hay otra en la que no. en la que no quiero sonreír. en la que no quiero escuchar lo que pasa alrededor. sin embargo, esta última es la que me gusta más. porque me hizo reír. porque alguien la vio y creyó entender que yo estaba mandando un manifiesto al mundo. creyó ver más allá que una cara sin sonrisa. pero es una cara. y punto. a hernanii le gustó. y otros también la elogiaron. pero alguien buscó una justificación. un gesto ante la realidad. te equivocaste. y entonces esa cara sin sonrisa es la que me divierte más, la que me causa más placer al verla. y encima me la saqué yo. entonces pienso en otra cosa. en otras fotos. en esas que se sacan con la cámara que tiene smile shutter o algo así. esa que sólo graba pixeles si sonreís. y pienso, cual filósofo de bar palermogólico, que en el fondo no es más que una avanzada del capitalismo alienante para crear una sociedad que sólo pueda ser captada a través de la falsa felicidad. y que para el futuro todo lo que quede a partir de ahora son fotos de gente falsamente alegre. sé que nadie va a creer que todos eran felices. por eso me quejo. por la lástima que nos van a tener en el futuro, si es que lo hay [sí, lo metí, al pesimismo digo, tomá] porque van a pensar que nos obligaban a ser felices o, lo que es peor, que nos creíamos que éramos felices porque en sólo se sacan fotos de gente sonriendo. te aseguro, entonces, que me gusta más la foto en la que no sonrío. [¿será, en el fondo, porque no se me nota la pelada?]

 

lunes al sol

los lunes siempre hablamos con una persona. que se siente y nos escucha y nos comenta su parecer. casi siempre me cae bien lo que dice. me suena a que tan mal no estoy. el no tan famoso no soy yo, sos vos. otras, insiste en que soy neurótico. y otras cosas, por supuesto. y el sí remanido no sos vos, soy yo. ahí están las consecuencias. y en el medio, entre lunes y lunes, navegamos. flotamos. patinamos. peleamos. cogemos. de todo un poco y según la estación. de eso se trata vivir, creo. de seguir adelante. de reacomodar piezas. no es fácil. no es fácil estar en esta situación. no es fácil pensar que fracasaste. o que estás siempre al borde de fracasar. mido el fracaso. porque hay miedo al fracaso. y al día después. y al día anterior al día después. o sea al presente. al pasado del futuro. al día de hoy. estamos de remate y hay cosas al costo que cuestan. por suerte no soy ari palucho y no escribo libros de autoayuda. de vez en cuando, y cada vez más esporádico, me descargo acá. otras allá, en el tupper del décimo piso de la calle ugarte. parece que siempre grafico la vida en forma de camino. porque me gusta kerouac. porque me gusta la ruta en su acepción fierrera. porque lo veo como algo lineal, sin retornos. porque el camino tiene esa certeza de que en algún momento vas a parar. a descansar. y vas a volver a parar. vas a terminarlo. vas a llegar a destino. sólo tenés que decidir si vas recto, si doblás para un lado o el otro (no entran aquí las derechas e izquierdas, no me corran). pero para hacer todo este recorrido a veces necesitás una amnistía. necesitás decir: che, no quiero más multas y, más importante aún, no quiero que me cobres las atrasadas. ya está, unite al club de deudores; sabé que te reconozco la deuda. pero es algo que será imposible de pagar, muchas veces a causa de los propios intereses, que son usureros, sabelo. entonces, nunca más multas. dejame ir a los pedos si quiero. dejame parar si me parece. dejame que te invite a subirte al auto. tal vez elijas la música.

martes, julio 29, 2008

 

kw

camino. arrastro el vacío de una pierna. y camino. me ayuda una muleta y camino.
subo escaleras y cruzo puentes. porque camino. sin una pierna. y camino. lo único que me molesta son los fantasmas en la espalda. las voces. son susurros. me cuentan que los dejé solos. que no los acompañé. es que yo quería seguir caminando. quería un día poder decir que viví. que sobreviví. y el vacío izquierdo me lo recuerda. y recuerdo entonces que sobreviví. y ahora camino. y me tomo el subte. y camino. por todos lados camino. me saco las ganas de caminar. ¿querían que no caminara más? sigo caminando. camino camino camino. y voy caminando a donde quiero. y escupo en la calle y camino. no uso prótesis. te enrostro que camino igual. que puedo hacerlo porque es lo que quiero. que no hiciste nada para evitar que la perdiera y por eso camino con un pantalón anundado por arriba de la rodilla. para que me veas caminar sin una pierna. para que te acuerdes que miraste para otro lado. y que no quisiste hacer nada. y ahora camino y ese caminar te duele. jodete. jodete. ya no me duele. ver tu cara me cura, me reconforta. viví con eso. yo ahora peso menos. vos estás cada día peor.
vivo con eso y camino.

martes, mayo 20, 2008

 

en mi top 3

desde hace dos semanas que vengo arrastrando un resfrío insoportable. ya pasé la etapa del quedarme afónico y encima forzar la voz a cada instante. a los dolores de cabeza constantes ahora le sumé el cuerito roto de mi nariz. tomé combinaciones de todo tipo y nada. supongo que tendría que tomarme días de vacaciones, cosa que no tengo. y pensar que hace un mes estaba en brasil. fueron siete días en el brasil profundo, podríamos decirlo. o mejor, en el brasil del extremo poco conocido, del sudoeste, ese que tiene fronteras con bolivia y paraguay. ese que está lleno de mosquitos y yacarés. ese que, sinceramente, es impresionante. la zona se llama pantanal y muchos dicen que es igual a los esteros del iberá. mentira. a juzgar por las fotos, los esteros del iberá son un ensayo de lo que es pantanal. impresiona por los cuatro costados aunque, mejor dicho, impresiona desde un solo costado, que es el que abarca 360º de visión. todo es uno. todo impresiona. y si bien cuento en mi vida con algunas cabalgatas memorables [quien ha dejado que un caballo salte de piedra en piedra cual cabra montesa en las sierras de san luis puede entender el punto] creo que la hice en pantanal está en el top 3. agua hasta más arriba de las rodillas. unos ojos de yacaré midiéndome a menos de dos metros. capivaras marcando el paso y esos bichos azules llamados araras volando por todos lados. repito, pocas cosas mejores. espero hacer otros viajes. me gustaría llevar a francisco y a rosario y a maría. pero por ahora son sólo viajes de trabajo.

miércoles, marzo 26, 2008

 

ordenemos...

...porque por un lado, rosario hoy se puso como loca y le costó dormirse. pero eso no importa. sólo me afecta a mí, al tupper del décimo piso de la calle ugarte que esta noche, sin embargo, repiqueteó con fuerza. escuchá, me dijo maría en un momento. y sí, se oían las cacerolas. sí, igual que las cacerolas de otras épocas. y el panorama televisivo de las 20 cambió de manera radical. ya no surfear en busca de algo potable. sino, sondear los canales de tv. crónica, para variar, fue el primero. sí. el primero y el único por un buen rato. y mejor, repito, ordeno mi cabeza. o, más bien, dejo las impresiones que voy experimentando...
i) crónica fue el único canal que empezó con todo esto, desde callao y santa fe. al toque, américa24 [insoportable canal 02 del cable] empezó a hablar del tema. eran alrededor de las 20.30. los demás: cri cri.
ii) de canal 7 me lo espero. todavía me acuerdo del sapo que se comieron con bumblerg [repito, no lo soporto, pero se lo comieron]. lo que sí fue inentendible fue lo de canal 13. creo que apostaron a una cosa efímera, a una cosa pasajera, a que las señoras gordas se iban a cansar rápido. pero nadie les avisó que en belgrano también pasaba algo parecido. y en otros barrios más. ¿qué tiene de malo que todos sean del corredor norte? todo y nada al mismo tiempo. después me meto con eso. sigamos con la cobertura.
iii) insisto con lo inadmisible del 13, más si se tiene en cuenta que estaba esa farsa periodística llamada telenoche al aire. con la insufrible y cara de nada de santillán hablando de boludeces y el biasatti pelotudo al lado. sí, mostraron una manifestación callejera: le dieron incontables minutos a otros pelotudos: hinchas de racing protestando en el obelisco contra blanquiceleste; nadie les dijo a los camarógrafos que se fueran un rato a otra parte; y hendler seguía hablando boludeces sobre blanquiceleste y ya crónica mostraba cómo cortaban santa fe y callao. en el 13 sí hablaron del campo, pero siguieron la línea k, es decir, tratar de dividir a la opinión pública con lo del campo [lo que no está mal, solo que el momento era otro]. y dijeron que lo mismo sufren los grandes que los chicos pero que, en el fondo, en cuanto puedan, los pooles [palabras que buscan instalar en el imaginario como los fondos buitres de antaño] se van a apoderar de los chicos. y mostraban "incidentes" en laboulaye, en suipacha [!] y la plaza de tucumán con gente y partían la pantalla en seis pero nada de nada de la capi. muchachos: se lo comieron. ojo, en verdad creo que aguantaron hasta donde pudieron; que desde la rosada llamaron para que no pasaran nada porque desde tn, su canal de cable, tampoco aparecía nada de la capi. creo que un momento alguien les contestó desde constitución: el moco ya me lo comí, ahora dejame hacer mi trabajo o, mejor dicho, dejame hacer como que sé hacer mi trabajo. eso sí, en vez de mostrar las concentraciones masivas [!] prefirieron pasar un "video que mandó la mandó la gente al blog de tn" que era una imagen de olleros o chenaut y un ruidito de cacerolas de fondo...
iv) también se lo comió el 9, por supuesto, que para las 21 ponía a beto casella a hacer el mejor programa en su horario; américa [el canal de aire antes conocido como canal 2] ponía a la boluda de la fabbiani y, en un hecho que muchos van a atribuir a la inteligencia de portal jr, la puso a hablar sobre el campo a través de la voz del impresentable de pérez y la ayuda de la gutiérrez. gol para américa. telefé... hay telefé... estás tan perdido... 2008 no es tu año: cerrá la persiana, poné gran hermano todo el día y pensá en algo para el año que viene.
v) recién a las 21.40, más o menos, canal 13 empezó a hablar del tema y, a las 22 [o antes, estoy mareado], enganchó a zloto y a tenembaum con su programa de cable en tn. claro ellos no se iban a comer el sapo.
vi) c5n mostró todo tu chupamedismo con el mercenario de feiman entrevistando a las 20.30 al híper k rossi y no tuvo el reflejo de mostrarle imágenes del cacerolazo y confrontarlo en vivo. en los "títulos de las 21" tampoco se mencionó el tema y ahora teté coustarot va a tener que responder algunas preguntas cuando vuelva a tortugas.
vii) pasemos al cacerolazo en sí. como ya pasó en 2001, no estoy de acuerdo. pero no como hecho en sí sino por el motor que los impulsa. que pueden ser genuinas las ganas de agarrar una cacerola y protestar, ok. ahora, hay de todo un poco y por eso no quiero asociarme con sus promotores. vii.i) al toque de empezar, la gente ya pedía que se fuera cristina... no muchachos, la democracia no es así. no jodamos. y mirá si encima les hacen caso como en 2001. no jodamos. vii.ii) esas ínfulas de bastiones de la moralidad de la patria tiene tufo a gorilismo y, si bien yo soy un habitante más del manglar, se subleva cuando se ponen en anti porque sí y piden cabezas cuando, once again, les tocan el bolsillo, ya sea a modo de retenciones para los productores como en la forma de desabastecimiento de milanesas para las gordas de disco.
viii) sin embargo, simpatizo con el paremos la mano pero, sobre todo, con lo que también ocurre en el interior. pero simpatizo más desde que leí la nota que me recomendó rollo, escrita por un tipo de córdoba. imposible no estar de acuerdo con la mayoría de sus argumentos. y entonces entiendo la tensión de laboulaye pero sigo sin darle crédito a canal 13 y tn.
ix) cordura 101. esa es la materia que necesita néstor. digo bien, néstor y no kristina. porque no la veo a kristina dejando que d´elía mande a sus piqueteros a la plaza de mayo. eso viene del distrito más nuevo y menemista de biei y tiene la impronta de néstor. mirá, néstor, sino fuiste vos, te pido perdón, pero otra no veo. a esta altura, los diarios por internet dicen cualquier cosa y hablan de palos y que ahora, a la 1:05 luisito dispersó a los chicos bien [porque no usaría otra imagen]. y unos se irán a dormir a sus cómodas camas satisfechos, pensando que son demasiados buenos para responder a provocaciones pero con un poquito de cargo de conciencian, digámoslo en serio: a más de uno se le debe haber cruzado un pensamiento del estilo si te agarro con mis amigos del club te parto. los otros también volverán a dormir contentos a sus camas menos cómodas, pensando que son el pueblo y que corren cajetillas cuando tienen ganas.
x) ¿quién gana con todo esto? no sé, mañana vamos a leer todos los diarios y todos van a decir algo distinto. en la nación ya deben haber cambiado las cartas de lectores del día. en crítica lanata debe estar refrenando a sus acólitos, insistiéndoles en que no son perfil y que no sean pelotudos; fontevecchia está viendo la posibilidad de adelantar la semana para que caiga cuanto antes el sábado y poder salir [ya va a ser tarde, georgie; aunque, quién te dice, mañana sale edición especial, con columna de darío gallo y todo]. clarín hablará de laboulaye y la capi y hablará con alberto fernández y pondrá sus palabras exclusivas y pedirá la cabeza de lustó porque alguien tiene que caer y será otro de los que se irán a dormir con la conciencia tranquila.
xi) un pensamiento extemporáneo, pensando en el futuro. que dios nos libre si binner es el reservorio moral de la nación [no lilita, se te pasó el cuarto de hora]. la *leyenda* de santa fe se está destapando como todo un de la rúa. lo escuché hablar con la gutiérrez por américa. dijo 400 veces que hay que dialogar, pero más como una muletilla bienpensante, del estilo soy el racional de todo esto, que por convicción; digo, al tipo no se le cayó una puta frase condenatoria u aprobatoria y se banca callado la boca que el 44% que va a las retenciones sea usado por el estado nacional para bancar a provincias que no son la suya. es decir, binner, ponete huevos y después tratá de buscar un cargo electivo.
xii) la mejor jugada de kristina en todo el día: de pronto, su cabeza se iluminó. o alguien le prendió la lamparita. y le avisó que ni en pedo tenía que irse en helicóptero. ¿qué, una foto como la de fernando? ni en pedo pensaron y, por primera en su vida hizo el recorrido rosada-olivos en auto. reflejos rápidos para un tema no tan menor. poroto para kris, entonces.
xiii) creo que ya es mucho por hoy. perdón.

lunes, marzo 03, 2008

 

proceso de belgranización irreversible

hoy francisco empezó el colegio. sí, tiene cuatro años. pero digamos que el colegio elegido es el mismo que va a ser su primario y su secundario. y que es emblemático del lugar en donde vivo. a menos que me mude. pero no hay planes de eso todavía. por lo que podemos decir que calixto se está apegando al barrio. a belgrano, digo. y será por eso que ya tengo ganas de comprarme un fiat uno. y polarizarlo. y empezar a hablar de volantes momo. y pegarle una calcomanía que diga folia. y otra con el simbolito de creamfields. y escuchar en el stereo un poco de punchi punchi (nunca tecno por estos lados). y de vez en cuando una cumbia porque es divertida. y un poco de rocanrol de los piojos. y hacer de juramento y cabildo mi mástil [si no viviste en empedrado no lo vas a entender, no te gastes]. y... y tantas cosas... todas esas que marcan que vivo en belgrano. y que soy de belgrano. y que mejor acostumbrate.

jueves, febrero 07, 2008

 

knocking on wall

lisn´t it ironic, don´t you think? esta mina alanis canta en la radio. ahora. y la estoy escuchando. con sus falsetes y todo y la imagino cabeceando cual autista. y yo cabeceo. contra la pared. le hago un agujero. y de ahí sale algo. no, sangre no. será orgullo lo que supuro. orgullo de cabezadura. orgullo de obsecado. y un poco de otras cosas. como sangrar bronca. o desesperación. y hambre [almorcé algo recién, una boludés]. leí mis mails hace un rato y la cosa no pinta bien. eso sí, te lo digo desde ya, te lo cuento para que te enteres, que se grabe: me chupa un reverendo huevo lo que pueda llegar a pensar la gente de mí; eso quedó claro hace rato, cuando decidí un par de cosas que me marcaron. sólo una persona tiene que cerrar en mi cabeza. y no escaparse si me la golpeo y me la abro. así que, listo.

 

risas

había un carnaval en oruro. pero no lo vimos. tampoco supimos qué pasó con el camión que llevaba el auto. y nos pasamos dos días en un retén oteando el horizonte entre rayos que caían y hacían estallar un tranformador y humo de un pésimo porro chileno. no se podía comer en los restoranes de ahí [y no pienso escribir el plural de restaurante]. y había que tomar agua mineral. también se podía pasear por el mercado y comprarse sombreros feos. y de ahí a seguir con el viaje. pero lo que más me impresionó fue un muchacho, un adolescente, que miraba brigada cola y se reía cuando el perro hablaba. y mirá, conminaba entre carcajadas, el perro está hablando. y ahí comprendí que muchas veces la cultura popular toca fibras interiores de las que carezco. ¿buen gusto de parte mía? no me arriesgaría a tanto. simplemente, la gracia no es un don del que me enorgullezco. porque en general me río de boludeces. pero no comparto las risas televisivas boludas. supongo, de nuevo, que es cosa mía. otro día sigo con ese viaje.

miércoles, febrero 06, 2008

 

coolio

[hasta acá íbamos bien.] [tuve que empezar de nuevo.] [esta cosa se apaga cuando quiere.] [ya nada lo puede reemplazar.] got milk? hoy le pegué al teléfono. ¿o fue ayer? no lo tengo claro. signos de senilidad temprana. como cuando quise llorar cuando vi las fotos del chico de tres años volando desde un tercer piso en alemania. hay una, en especial, increíblemente linda. y trágica. con el sol pegando de frente, los miembros al viento. y escucho el llanto, su llanto. y unos gritos y un silencio, un vacío. y seguro que hubo aplausos y lágrimas después. ya me recuperé. ¿dónde está mi frialdad ante el dolor ajeno? ¿es que, herido una vez, sangraré siempre? como si las imágines fueran aspirinas que coagulan mis lacrimales. ojo [vaya ironía], no lloro. hago que lloro. o pienso que podría estar llorando. creo que esa es la idea. sí, definitivamente no lloro. alguna vez dije que no lloraba más. pero esa era otra mentira. digo, otra clase de mentira. de esas que no molestan. de esas de las que me lleno la boca durante el día. sí, por supuesto, ya lo vi, aseguro. y lo vi, pero no lo vi vi. no vi vi tantas cosas... tantas... y otras sí. ¿y por qué phil collins [sí, ¡phil collins!] está tomando por asalto mi cabeza. ah, es por eso de when i´m feeling blue... puto el poster del cuarto de hernanii. él se acordará. yo ya me acordé alguna vez, también, de eso. siempre me acuerdo de cosas. y pienso que pueden servir. algún día voy a encontrar la mejor manera de poner esos recuerdos, de darles una coherencia. digo, ser coherente y tirarlos al tacho. vi vi. vi sin ver. ver porque vi. nada más que eso. semántica del orto [¿es la semántica, no?] tengo una fan. para vos. que no sos vos pero sí sos vos y vos sabés quién sos. aunque creas que esto no es para vos. sí, cómo no vas a ser vos. ahora me voy. a dormir. y entonces, a cerrar los ojos. "As I walk through the valley of the shadow of death/ I take a look at my life and realize there's not much left", etcétera [¿alguna vez conté sobre mi obsesión por escribir la palabra etcétera en vez de su forma abreviada?; bueno, para la próxima].

domingo, febrero 03, 2008

 

fronteras y bkf

estoy a punto de encarar un típico domingo calixteño, incluido una excursión a los indios ranqueles o, más bien, a los pagos de un ex pantanal devenido en urbanización moderna, cara e inspiradora de publicidades de prosegur, vw polo/gol country, cloro y pilates. pienso en otra gente, en otros modernos, modernos más en sentido moderno urbano chic de cotillón, con paredes blancas en su casa, con un símil de bkf en un living de mesa ratona de vidrio o madera al tono de las paredes, de reloj de agujas grande en su cocina blanca, con libros repartidos por todos lados y leídos porque hay que leerlos y discos de jazz y de tanto y de chill out y de calamaro y de kevin johansen y de jorge drexler [aunque más escondido] y de zitarrosa por si alguien se le ocurre preguntar quién es y de musicales [porque soy metrosexual y no le temo al ridículo] y de christian castro porque convivo con mi novia. y ahí llegamos al punto. a mi novia. esa que está enamorada de la idea de vivir en pareja, esa que está enamorada de la idea de estar enamorada y de vivir en pareja, esa que todos los domingos me arrastra a su casa familiar de barrio de casas bajas y viejas en la vereda [que todavía los hay] y que para llegar hasta ahí hay que viajar en esos colectivos de números raros que nunca se ven por el centro, esa novia que me insiste en visitar a mis viejos de vez en cuando sin saber que cada cuatro horas, promedio, recibo una llamada de mi madre para ver si a) estoy bien, b) cómo está mi novia, c) qué se comenta sobre el el gobierno k, d) cuándo venís a comer un asado, e) me encontré con un viejo amigo tuyo del club y está casada y tiene tres hijos y atiende la fotocopiadora del suegro y f) etcéteras varios. pero antes de salir al útero barrial que nos cobija a la sombra de un mantel de plástico comprado en el chuy aquél año que conocimos punta del este pero que no nos gustó porque había mucha ostentación, quizás salimos los dos a buscar un par de cosas cerca del departamento. quizás fuimos al coffee store a tomar café y garronear diarios. o quizás fuimos a un café martínez, aunque son muchos los viejos ahí y conseguir leer la nación es tarea imposible pasadas las 8.30, o quizás uno de esos de una cadena que ya ni me acuerdo el nombre en la que de vez en cuando hay noticias, o quizás fueron al chino de la vuelta, porque siempre hay un chino a la vuelta, y yo voy en ojotas y traje de baño porque soy así y vos como si me quisieras demostrar que acabás de volver de la playa y por eso todavía andás en bikini, ojotas y esos anteojos negros que te acompañaron durante los siete días junto al mar. no compran mucho. ni siquiera cuando están en carrefour. no tienen porqué hacerlo, están de novios. las compras de supermecardo son tan cortoplazistas como la idea de que si un día la cosa ya no pinta más, puedo salirme si quiero. y por eso ella se lleva sus milanesas de soja [siempre se lleva unas milanesas de soja, por más que junten hielo en el freezer] y él una botella de vino porque hay que tomar vino en el decantador que me convencieron de comprar en una liquidación de okko porque okko tiene todo lo que una pareja de novios puede desear para su casa blanca o con aspiraciones de contar en un chez lounge de diseño. y si no tomaron el café compraron clarín, comieron tostadas con mendicream y salieron para sus pagos. eso sí, el momento justo en el que, dentro del colectivo, cruzan esa avenida particular, esa que delimita el barrio, su barrio, ya nada es igual, se transforman. se descontracturan. se vuelven a su estado natural. es su ámbito. y ya bajan cancheros. y buscan los milestones de su infancia y de su adolescencia, y miran con simpatía la esquina donde está la panadería de siempre, esa en la que alguna vez apretó con otra novia, esa cuyo escalón de la puerta sirvió como improvisado sillón para tarde-noches de insomnio en la que se contaban planes de grandez eterna con amigos, esa en la que meaba de vez en cuando llegaba borracho y no podía aguantar. y se bajan contentos. y al bajar también se dan cuenta de que han vuelto a agarrarse de la mano, a caminar de la mano. porque al fin y al cabo están de vuelta en casa y qué bueno sería que hoy se coma asado piensa él y mi mamá se va a poner contenta piensa ella. lástima que, una vez que entran en la casa de ella, vuelven a transformarse, a convertirse en los conquistadores del palermo no sé qué. porque, mamá, no importa con qué lavo la ropa, si total la mando al laverrap y él, ahora, está escribiendo unos artículos sobre el iphone y gracias a dios, piensa, finalmente me vino, porque me mato si el güevón este que se pasa el día en la play me deja preñada y sí, mamá, todo bien, el laburo bien, ay, papá, qué se yo cuándo voy a tener hijos, no seas pesado.

viernes, febrero 01, 2008

 

autobombo

calixto salió en clarín. o sea, salí en clarín (edición impresa, sin link internético). en la parte de deportes. colado en la nota del diego. doy para todo. y salió porque entre las costumbres pelotudas que tengo figura la de meterme en foros de diarios de aguera y dejar comentarios como si fuera local. bueno, ayer, después de dejar mi comentario habitual en marca (haciéndome el español y puteando contra las guarradas que ahí se dicen) me fui al sun y dejé el comentario como si yo fuera un inglesito más. ¿hay forma de comprobarlo? no tengo idea. supongo que mi palabra debe ser suficiente. o si quieren les paso después mi password y nick para comentar en ese foro...

martes, enero 29, 2008

 

sobreviví

sobreviví navidad y sobreviví año nuevo [esto último con la ayuda de rollo y de lola]. sobreviví reyes y sigo en pie. en el mismo lugar. con la misma ropa. otros no pasan su mejor momento. a ellos mi atención, mi respeto, mi saludo y mi amor. sigo sin auto. sigo sin mandarlo al taller. sigo sin tantas cosas pero recuperé alguna otra. en líneas generales, sigo. hernanii ahora es estrella. y ñ anda por ahí festejando su doble de media cancha. los demás gastan raquetas y kilómetros, cuidándose de no chocar en la ruta. el sol de enero dejó sus marcas en los brazos de francisco. pero no importa, papá, me dice con su sonrisa. y no importó. y ahora está bien. y rosario está loca. y grita como posesa, con sonrisa y todo y eso nos divierte. hasta que cansa. pero en general nos divierte. y en el medio la fiebre amarilla. y unas idas a pilar poco convencionales. y otras muy convencionales. y algo de cerveza por acá y por allá un trago del elixir que da vida y se disfruta como un orgasmo. y sonrío más de la cuenta. agradezco a todo el mundo. mando diez mails por día, mínimo, agradeciendo la atención que tiene determinada gente conmigo. gracias, contá conmigo, avisame si necesitás algo, whatever... me estoy convirtiendo un valet de gacetillas y fotos e información y mi sueño es cuando me dicen, por favor, mandame lo que querés que ponga. y eso corre para el diario más trucho como para el más aflautado. y lo hago. y después junto los resultados. y desde la cordillera hasta carlos paz, pasando por bb, son todas cosas que se me ocurren a mí y que vos seguramente en algún momento las leíste. pero no voy a ser como dustin hoffman en la genial wag the dog. no tengo ansias de publicidad. no voy a decir nada, así de niro no va a tener que mandar a sus monos a que me maten. estoy vivo, sobreviví y quiero seguir estando así. hasta que la muerte nos separe. el otro día separó a otro amigo. y tomamos cerveza. es una cagada. pasa a menudo. y ya nadie escucha mis ruegos. basta de eso. sobreviví, digo, pero otros no. y eso molesta. paremos por un rato. qué te parece si decretamos una moratoria hasta 2009. después se puede ir quien quiera. hasta entonces, nada. sobreviví y sigo acá. dando vueltas. molestando para el que quiera seguir en esto. festejo los logros ajenos. los celebro. y me alegro. escondo mis miserias. y me río de otras cosas que les pasan a los demás. no está mal. todos miramos un choque cuando ocurre. juego mal al tenis. pero hago otras cosas bien.

lunes, diciembre 24, 2007

 

baby you can drive my car...

...si tuviera uno... domingo 23, día en que culminó un sueño, un lindo sueño mientras duró. bueno, no terminó del todo. vale la pena contarlo. parece joda. todo empezó el sábado pasado. calixto´s family, cual familia feliz, estaba circulando por la calle obligado al 4400 tranquilamente, sabiéndose fuera del carecelario tupper del décimo piso de la calle ugarte y en ruta a un lugar con pasto. pero parece que tan fictia felicidad no debía ser recompensada con un día de sosiego. no. para nada. ocurre que el chofer de un camión de reparto de la serenísima tenía otra idea. una que empieza con *¿por qué estás manejando en medio de la calle?* ahora, extracto del mail enviado al agente de seguros, cual si yo fuera un escribiente de la federal: "El sábado 15 de diciembre de 2007 me encontraba circulando con un ***** chapa **** por la calle Vuelta de Obligado en sentido a la General Paz alrededor de las 12 del mediodía. Como se trata de una calle interior del barrio de Núñez, y dado que me encontraba con mi mujer y mis dos hijos pequeños en el auto, mi velocidad no era mayor a los 40 km/h. "Al llegar a la calle Ramallo (al 4400 de Vuelta de Obligado), bajé la velocidad y crucé teniendo en cuenta que no venían autos en ninguna de las dos direcciones. Sin embargo, mientras cruzaba sentí un ruido bastante fuerte y al fijarme en el espejo retrovisor, veo a un camión de reparto de La Serenísima encima mío. Luego de encominar al conductor a detener la marcha [nda: luego de putearlo de arriba a abajo], me bajo del auto y compruebo que el camión me había chocado, provocando la rotura del guardabarro trasero izquierdo, el desprendimiento del paragolpes trasero y la abolladura y rayadura de la chapa a la altura del impacto. Grande fue mi sorpresa, sin embargo, cuando en vez de pedirme disculpas, el conductor del camión se bajó y lo primero que hizo fue insultarme y, luego, me gritó que me había chocado sin mayor provocación, que fue porque iba por el medio de la calle. Su frase textual fue: *es que ibas por el medio de la calle*, obviamente, acompañada de epítetos de toda índole y catadura. Luego de comprobar que mis hijos de cuatro y dos años no habían recibido golpe alguno, y de averiguar que el chofer del camión se llamaba **** **** ***** me asombró que en ningún momento ***** ofreciera la menor disculpa o, al menos, que se preocupara por el estado físico de mis hijos, de mi mujer o de mi persona. Sólo se reía, me insultaba y me amenazaba. Vale recordar, entonces: Que la única *razón* para chocarme (como si fuera justificativo) fue que yo circulaba “por el medio de la calle” (se trata de Vuelta de Obligado, calle de una sola dirección). En ningún momento el conductor del camión mostró arrepentimiento por lo que había pasado. Es más, tuvo una actitud sobradora hacia mi persona, creyendo que el conducir un camión de ese tamaño le da el derecho a hacer lo que quiera. Pero, sobre todo, quiero destacar que el impacto se produjo a escasos centímetros donde se encontraba sentado, con el cinturón de seguridad puesto, mi hijo de cuatro años. La actitud del señor *****, por lo tanto, raya con lo criminal, sin la menos preocupación por la vida ajena."

he dicho.

pero eso no fue todo. stay with me a little longer...

al final, lo del auto no era mucho. roto guardabarros traseros y paragolpes trasero. nada de qué alarmarse. lo copado vino hoy, domingo. prepárense. pre resaca navideña, sin nada que hacer y m que me propone ir a lo de mi abuela en martínez y bueno, vamos, le digo, y entonces vamos y estacionamos el auto en la calle muñiz, justo al doblar por arenales, y estamos en lo de mi abuela dos horas y todos contentos. pero cuando llegamos al auto, cuando queríamos volver a casa, veo algo raro. la rueda de adelante está muy pegada al cordón de la vereda. y doblada. la de atrás, más o menos. y le digo a m: pará, bancame acá con los chicos que me voy a fijar una cosa. y cuando doy la vuelta, lo veo: un choque de puta de madre. una abolladura de puta de madre. alguien usó mi auto como puching ball y lo dejó inutilizado. y ahora, a destacar al buen vecino, a ese que oyó el golpe y salió y le digo a los chocados no jodan y dejen su teléfono en el parabrisas y después me encontró y me contó lo que pasó: literalmente, la ligué de rebote: venía un auto por muñiz en dirección a santa fe. parece que cruzando arenales, ya casi habiendo terminado, otro auto lo toca atrás, apenas un roce, pero lo suficiente como para que este auto diera un gran trompo y termina incrustado en el mío. ergo, no sé qué hacer. no tengo más auto. que en el fondo no es mío [no sé si alguna vez lo expliqué, no es el momento]. y todos mis planes se hacen mierda. y mis ganas también. enero en el tupper será muy duro. un saludo a mi vida.


sábado, diciembre 08, 2007

 
la vida no siempre resulta como la planeamos y eso, precisamente, es lo que la convierte en una vida. uno puede hacer mil bocetos, perfeccionarlos hasta tener un número 1 en la calle. pero con el correr de los días el formato y, sobre todo, el contenido, irá variando, adecuándose a las contingencias del mercado, a la vida misma. muchas veces las cosas salen bien. otras no. y a veces hasta hay que cerrar lo que estabas haciendo para empezar a escribir un nuevo capítulo. a veces pasa. el tema es cuando no sabés cómo cerrar ese capítulo. o, mejor dicho, cuando no lo querés cerrar porque sabés que esa vida tiene potencial. que tiene mucho para dar. pero los números no cierran y tenés que hacer algo drástico. ¿qué hacer, entonces? ¿tirar la toalla? ya tiré demasiadas veces la toalla. no lo quiero hacer de nuevo. quiero insistir hasta que acabar sin una gota de tinta. no la tenés fácil, chiquita, pensás. y querés que todo camine. querés construir algo que dure. sí, espero que dure. y si bien todo esto no estaba en los planes, confío en que podré amoldarme a las circunstancias y sacarlo adelante. solo, si querés. o acompañado. está en vos.

miércoles, diciembre 05, 2007

 

programa nac & pop


lo siguiente es independiente del post anterior. o quizás no. pero no quiero que se tome como una postura anti algo. sino más bien, quiero evidenciar un momento de autofelicitación. uno de esos momentos en los que me digo, calixto, tu sí que a veces la pegas. resulta que el sábado, a eso de las 11 am, vi que el día no despertaba muchas expectativas. digo, sin más partidos de fútbol por jugar, con el tenis -por ahora- reestringido a los noches de días hábiles, sin la casa en pilar [porque en mi casa somos así, viste] y bueno, repito, sin perspectivas, me iluminé y le propuse a maría ir a un lugar al que había ido hace mucho tiempo y cuyo único recuerdo eran unos pibes de unas divisiones más altas [estamos hablando de rugby, man, porque en el colegio son grados o años, ¿ok?] intentaron ponerle palos en las ruedas al tren [literalmente], luego de unas jornadas de ovalada en la plata. o sea, se me ocurrió llevar a francisco y a rosario a la república de los niños. consulté por internet cómo llegar y, si bien el mapa a mí me resultó confuso, después descubrí que estaba todo bien. entonces, a las impresiones del sábado. supongo que uno, al vivir en un tupper en un décimo piso de una calle como ugarte, en la república de belgrano, los prejuicios afloran cual porotos germinados. entonces pensaba: che, cosa municipal, de la plata, ag, debe ser una grasada. y bueno, salvando algunos detalles obvios, naaa que ver, viste. digo, importa un carajo el grado de grasitud del lugar. está cuidado. está limpio. está bien para pasar el día. es más, de no ser porque llegamos al filo del mediodía, con mucho sol, creo que hubiéramos visto mejor el menú con la mrs y hubiéramos elegido algo mejor para comer. digo, estaba rico -con mozas lejos del estereotipo desganado de símil parque de diversiones-, pero algo caro. y entonces, de haber leído mejor el menú, hubiera sido todo considerablemente más barato. ¿y si hubiéramos llevado picnic nunca vianda? mejor aún. grandes espacios abiertos por todos lados invitan a esta modalidad alimentaria. cuestión que además pudimos ver dos shows callejeros -dentro de la rep., no se confundan- bastante pasabales y hasta viajamos en el tren que le da una vuelta al parque. más allá de la alegría de pasarla en familia y bla bla bla, los chicos, los dos, la pasaron bárbaro. y nosotros, los adultos, también. en un momento me sentí como esos chicos que alguna vez vi en la repúbica perdida, paseando por ahí con delantales blancos bajo la paternal mirada del pocho [¿o era evita?]. estuvo bueno. y en cualquier momento vuelvo. ah, y todo con el condimento extra de ir desplumánd0me de más prejuicios.

 

read it in the news...

"me enteré por el diario", "leí en el diario" y frases parecidas siempre aparecen como apertura de varias cartas de lectores de la nación. hubo un tiempo en que sólo hacía una mueca y seguía leyendo para enterarme de que a) la vida es injusta para los que más tienen; b) una banda de montoneros resentidos gobiernan el país; c) un mono apellidado chávez gobierna en venezuela; d) algo habrán hecho; e) aún hay héroes como el capitán tarapow [?]; resto del abecedario) la argentina está sumida en una debacle sin proporciones. pero medio como que me cansé de esas frases. esas que ilustran a la indignada dama y al preocupado caballero teniéndose que enterar por el diario que su querida argentina, cuna de grandes como san martín, favaloro [?], belgrano, roca y, si mi apurás, rojas, está infiltrada por lo peor de la grasada política, con una tilinga de tolosa venida a más gracias a la especulación inmobiliaria [dios salve a los que son del corredor norte de toda la vida de jamás haber tenido que entrar en la compra venta de inmuebles para subsistir]. ellos, repito, leen eso en su diario, ése que compran de toda la vida y al que siempre recuerdan como de lectura obligada en su familia tras los años oscuros del primer-segundo peronismo; ése que marcó el cielo de la libertadora y que se enchastró en los garages de dioses griegos hoy convertidos en autopista por *el último gran intendente porteño*. damas y caballeros que no pueden más que reaccionar con indignación cuando leen en letras de molde que argentina, su querido país, cuna [then again] de houssay, leloir y el zurido quino [ay, pero qué simpática mafalda], crece de mala manera a la sombra del glaciar de ojos piantados. esos mismos señores que viven existencias pornográficas pero que todavía se escandalizan cuando ven a la trola de nazarena vélez en tetas en lo del boludo de tinelli y dicen sí, les leturies sí que es humor inteligente. ay, los niños, nuestro futuro, nuestros próximos economistas de colegio bilingüe, que soportan groserías y guarangadas a toda hora mientras la maid les prepara el nesquik. o sea, me tienen las pelotas llenas. y eso que me entero de su existencia leyendo el diario...

lunes, noviembre 26, 2007

 

me vendí a fiorucci

y ahora confecciono comunicados de prensa, arreglo entrevistas, pienso en posibles crisis, halago periodistas, me enojo con otros [hay, isab...]. pero por sobre todas las cosas: me pongo un traje para ir a trabajar. sí: camisa, saco, pantalón, corbata y zapatos al tono. "no somos un estudio de abogados, pero lo parecemos" fue la respuesta cuando pregunté sobre el dress code. ok. el dinero tira. y las ganas de laburar también. porque, mis queridos amigos, el universo calixto tiene novedades. luego de haberme autoeyectado del cadalso de la calle azopardo, un servidor probó suerte en el mundo de los bussiness. no le fue bien. no. para nada. estaba bueno, pero no soy esa clase de entrepeneur-vendedor. no iba a reinventar la rueda y mucho menos si, para eso, debías enviar rueda al 5555. entonces me pasé octubre de paro. sí, también caliente, siempre lo estoy [pregúntenle a maría]. pero en el paro, digo. sin trabajo. viviendo de algunos ahorritos, gastando otros. pasándola bien, vamos, seamos sinceros. y creyendo que mis dotes naturales iban a revertir la situación. bueno, dotes naturales seguros, pero siempre es mejor tener el teléfono de alguien conocido y así, un hermano, me contacta con un amigo y resulta que en su laburo [una consultora] están justo buscando a alguien y mejor que me mandes el cv ahora y lo hago y al rato me llaman y al otro día tengo entrevista y después del findex otra y el día de mi cumpleaños [porque sí, el 31/10 cumplí 34] me llaman por teléfono que tenía que empezar a laburar el 5 de noviembre [día del cumpleaños de hernanii, autor del pronto por agotarse golden boys, vivir en los mercados] y así fue cómo me incorporé a la fuerza laboral en la nueva argentina kirchnerista. alegría alegría y brindamos en el tupper del décimo piso de la calle ugarte. todos contentos. aunque, en el camino [tun tun tutun, tun tutu tun tutú (excuse me, no sé tararear)] tuvimos una baja: esa santa mujer que llegaba a las 8.30 am, cuidaba a mis hijos y dejaba el tupper habitable nos abandonó en medio de la catástrofe. quién la culparía, ahora gana casi el doble de lo que se llevaba acá... pero bueno, me fui al carajo. sigo. y empecé a trabajar ese 5/11/2007 y me metí de lleno en organizar unas cosas para un cliente brasileño y en eso estuve, bancándome a los brasileños [gente copada, no escupiré la mano que me da de comer], pero algo nerviosos y con tendencia a transmitir stress de forma viral a todo aquél que se cruce en su camino. pero capeamos el temporal y hasta ligué un "hoje tú ganaiste bom tu dinero" parafraseado en portuñol. y ahora sigo con eso y voy por más. hasta que me de el cuero. o hasta que de una afeitada me corte la yugular porque, eso, es la última novedad: por primera vez en mi vida no sólo voy a trabajar de traje, sino que me afeito todos los días. sí. posta. incluso hasta me afeité un domingo [otra primera vez] porque estábamos de feria... ah, ya conté demasiado. estoy contento. estoy trabajando.

 

golden boys - el libro del verano


no voy a ir a la playa este año. pero seguro que voy a tener un libro que me acompañe mi enero en buenos aires. y creo que si todo marcha como debe marchar, ese libro será fija en comunidades vacacionales. se trata de golden boys, vivir en los mercados, el esperado opus de nuestro cronista neoyorkino, hernanii, es decir, hernán iglesias illa [acostúmbrense a esa cara que será tapa de suplementos culturales]. me huele que va a estar bueno. bah, va a estar bueno. y sino, cascoteamos el ateneo [uy, alguien se me adelantó].

Etiquetas: , , , , ,


 

increíble

el martes, marzo 14, 2006 hablé acá sobre una de las personas más cínicas que habitan el suelo argentino. desde entonces, salvo una contestación mía, cinco defensores del cínico me han dejado poco pero sostenidos comentarios. digo sostenidos porque cada tanto aparece uno y la cosa se renueva. el 23 de noviembre apareció el siguiente:
"flaco no te das cuenta de que sos cualquiera... no tenes idea de lo que pasa... primero informate un poco y despues publica lo que decis enfermito....
das verguenza ajena chabon...
..."no olvidar, siempre resistir"..."
una de las cosas que me enternece del infradotado es que termina con un slogan de zapatilla converse o de power ranger que fuera craneado en su momento por ese flor de hijodeputa que es patricio *pato* santos fontanet. pongo el nombre completo para que todos los, repito, infradotados que parecen andar buceando en la web para limpiar el nombre de su líder puedan acceder de nuevo acá y seguir con sus comentarios. por otra parte, muchachos, pasó mucho tiempo desde que escribí eso, por lo tanto, cuando dejen el comentarios sobre el cínico conchudo cagón y limpiamanos patricio *pato* santos fontanet [repito, patricio *pato* santos fontanet lo digo muchas veces para que los buscadores de goolge me pongan la página más arriba] por lo menos no escriban como yo hubiera metido el comment ayer. digo de nuevo: lo escribí en marzo del 06, tiene más de un año y medio. callejeros putos, ehhhhh, no olvidar, siempre resistir... pelotudos...

This page is powered by Blogger. Isn't yours?